Cloud hosting o alojamiento en la nube: Características

POS. CAMBIO EMPRESA HOSTING PRECIO NOTA VISITAR
1 primera posición webempresa 5.27€ 5 estrellas Visitar
2 Hosting Ipage Ipage 2.99€ 5 estrellas Visitar
3 Hosting HostGator Hostgator 2.68€ 5 estrellas Visitar

La gran saturación de empresas de hosting hace que cuando aparece una nueva idea de alojamiento no sepamos muy bien cómo funciona. Esto ocurre con el Cloud Hosting, para los que muchos todavía es un desconocido.

El Cloud Hosting, es como dice su propio nombre, el alojamiento en la nube. Si tenemos que definir de forma sencilla lo que es, podemos imaginar a varias máquinas que funcionan como una sola, en la que un software que las maneja a todas realiza la toma de decisiones en función de las necesidades de cada una. Por tanto, es un software quien detecta y da los recursos que necesitamos en función de lo que solicitamos en cada momento. De esta manera, estamos ante una forma de almacenamiento menos propensa a caídas y errores, pudiéndolo llamar el hosting inteligente.

Elegir entre Geo Hosting, y Cloud Hosting, ¿qué es mejor?

Aunque la tecnología del Cloud Hosting cada vez está más perfeccionada, todavía puedes surgir algunas diferencias de utilizar un Geo Hosting a un Cloud Hosting.

Hay que tener en cuenta que los Geo Hosting tienen normalmente toda la información almacenada en una ubicación única, tanto si hablamos de servidores compartidos como en el caso de los privados, pudiendo transferir de una manera más rápida los datos de un servidor a otro con mayor potencia en momentos en los que haya un tráfico mayor o la carga de la web sea más pesada. Y aunque es cierto que puede existir una latencia en este traspaso de información, lo cierto es que es menor que en los Cloud Hosting, no por la velocidad a la que se transfiere (que es mayor en el caso de los cables físicos), sino por la distancia que separa el lugar donde se emite al lugar donde se está realizando la recepción de datos.

Además, hay que tener en cuenta que en el caso de los geo hosting, podemos cambiar los datos a un servidor de otro país sin problemas, por lo que todavía es la opción más acertada en el caso de proyectos que estén centrados en una ubicación específica.

En qué debemos fijarnos al contratar un Cloud Hosting

Si quieres probar los Cloud Hosting, es importante que al elegir la empresa con la que quieres trabajar tengas en cuenta algunos puntos de la oferta. Además, no solo debes leer lo más destacado de la oferta, si no que debes tener en cuenta la letra pequeña que aparece en las políticas de empresa.

Por último, también debes tener en cuenta las opiniones de otros clientes respecto a la empresa, para ello es tan sencillo como buscar en la red. Cuando un servicio funciona bien no solemos alabarlo, pero si da problemas es seguro que en algún momento daremos nuestra opinión negativa sobre ello.

Volviendo al punto anterior, para que un Cloud Hosting funcione perfectamente para tus proyectos debes fijarte en los siguientes puntos:

  • El ancho de banda. Sobre todo cuando tenemos una web con muchas visitas pues mida la cantidad de datos que es capaz de transferir.
  • Espacio de disco duro. Es importante pues es donde vas a almacenar los datos de tu sitio web. Pregunta por la capacidad total de la que dispones y si es posible ampliarla en el caso de tener problemas.
  • Bases de datos. Lo normal es que en los Cloud Hosting no se limiten el número de bases de datos que puedes utilizar. Aun así, lo mejor es mirarlo en las condiciones o preguntar directamente a la empresa.

Ventajas de utilizar un Cloud Hosting

Aunque hemos hablado que los Geo Hosting tienen algunas ventajas respecto al Cloud Hosting, lo cierto es que estos últimos también disponen de muchos aspectos positivos. Por tanto, a la hora de contratar alojamiento web no está de más echar un vistazo y tener muy en cuenta esta posibilidad.

En general, los planes de Cloud Hosting son más estables y robustos, con capacidad de ser escalables, por lo que se puede adaptar a tu proyecto y no tiene muchas caídas en el servicio.

Para comprender las ventajas de un Cloud Hosting, debes imaginarte el sistema como un conjunto de servidores que están conectados entre ellos. Comportándose como un solo sistema pero dándose apoyo siempre unas máquinas con las otras, los Cloud Hosting hace que las caídas en la web sean mínimas, pues en caso de tráfico masivo o sobrecarga los demás servidores estarán de apoyo. También tienes que tener en cuenta que cuando una web recibe muchas peticiones se ralentiza, algo que no ocurre si utilizamos este tipo de hosting.

Otra de las ventajas es que es un sistema escalable. Es decir, el Cloud Hosting se adapta a las necesidades que tenga tu web y crece con ella. De esta manera se configuran los datos de ancho de banda, memoria, IP…en función de lo que necesite tu proyecto. Ya no es necesario estar cambiando tu web de plan de hosting, sino que el Cloud Hosting se adapta a lo que tú necesites.

Por último, ligado con el punto anterior, y no por eso menos importante, es el precio de los Cloud Hosting. Hablamos de un tipo de alojamiento web mucho más barato de lo que parece. Piensa que contratando un servicio de estas características tan solo pagarás por lo que realmente estás utilizando, y ese precio tan solo aumentará si tienes que aumentar las características para tu proyecto. Por tanto, aunque en un principio nos puede parecer que es más caro que un alojamiento compartido habitual, lo cierto es que a largo plazo es mucho más económico.

Cada vez son más las empresas que ofrecen a sus clientes el Cloud Hosting, por lo que antes de elegir una te recomendamos que des una vuelta por las ofertas que aparecen en la red. Seguro que encuentras un servicio a un precio excelente y de calidad sin dar muchas vueltas. Recuerda cerciorarte que tenga todas las características descritas que hemos comentado en los puntos anteriores, así no tendrás problemas en el futuro con el Cloud Hosting.