Servidores Dedicados: Comparativa de los mejores del mercado

POS. CAMBIO EMPRESA HOSTING PRECIO NOTA VISITAR
1 Hosting Ipage Ipage 2.99€ 5 estrellas Visitar
2 Hosting HostGator Hostgator 2.68€ 5 estrellas Visitar
3 primera posición webempresa 5.27€ 5 estrellas Visitar

Cuando hablamos de alojamiento web, a los servidores dedicados se les considera una de las formas más avanzadas. Estos servidores se encuentran en centros de datos, proporcionando servicios sin límites de conectividad y un rendimiento superior al que ofrecen los alojamientos convencionales.

Hay que tener en cuenta que cuando utilizas un servidor dedicado, es él mismo el que te proporciona la conexión a internet, usando en muchas ocasiones una velocidad más grande que la que tienes contratado desde el lugar donde te encuentres.

Con los servidores dedicados, el desarrollador tiene la posibilidad de modificar al 100% sus archivos, algo que no ocurre con otro tipo de alojamientos, en los que no se obtienen los permisos necesarios para ello. Esta es solo una de las diferencias de los servidores dedicados frente a otros tipos de alojamiento web, pero existen muchas más: en los servidores dedicados la única limitación la establece el hardware, pudiendo desarrollar cualquier tipo de proyecto que soporte la máquina. En cambio, cuando hablamos de otro tipo de alojamientos web tenemos limitaciones, tanto del espacio de disco que tenemos disponible como de la posibilidad de instalar componentes extra.

Tipos de servidores dedicados

No todos los servidores dedicados son iguales, normalmente se agrupan en dos tipos, según el sistema operativo que se incluye:

  • Servidores dedicados Windows.
  • Servidores dedicados Linux.

Tener un servidor dedicado es como tener un gran ordenador en el tuyo propio. Por ello, la gestión se realiza a través de un escritorio: Terminal Server en los servidores de Windows, y Consola en el caso de los servidores dedicados Linux. Al igual que con cualquier ordenador, es necesaria la instalación de programas específicos para alojar y gestionar todo lo que tiene que ver con el servidor y sus proyectos: alojamiento de páginas web, gestión de DNS, gestión de archivos, asignación de permisos, venta de alojamiento web a terceros…

Ventajas de los servidores dedicados

Conociendo un poco que son los servidores dedicados, nos podemos imaginar cuáles son sus ventajas respecto a otros tipos de alojamiento web. En conclusión, podemos decir que son:

Contienen más recursos que cualquier hosting compartido. Ten en cuenta que no tienes que compartir tu almacenamiento con otras webs, pudiendo soportar una mayor cantidad de tráfico y además tiene una capacidad superior.

Al estar hablando de un tipo de servidor para una única persona, son alojamientos más fiables, rápidos y potentes.
Es totalmente configurable según las necesidades del usuario. Su uso es exclusivo de un cliente por lo que se configurará en función de lo que necesite. En el caso de que el proveedor tenga alguna restricción en este aspecto, conviene cambiar de empresa.

Son alojamientos más seguros, ya que tenemos acceso a aplicaciones relacionadas con la seguridad como el certificado SSL o el firewall. Además hay que tener en cuenta que al poder configurarlo a nuestra manera también es posible tomar las medidas de seguridad que consideremos oportunas.

Tener la posibilidad de configurar y gestionar totalmente el servidor dedicado, no quiere decir que sea complicado de utilizar. Depende mucho de qué empresa proveedora estemos hablando, pues cada una de ellas dispone de un sistema de gestión. Por tanto, es muy importante el detalle de la interfaz que utilice el proveedor, sobre todo si hablamos de usuarios principiantes.

Se puede decir que para que un servidor dedicado sea de calidad debe de cumplir todas estas condiciones, además de tener un buen soporte técnico a poder ser en español.

Cuándo es recomendable el uso de un servidor dedicado

Los servidores dedicados no son baratos, por lo que debemos saber en qué momento debemos contratarlo para no estar perdiendo dinero utilizando uno pudiendo utilizar otro tipo de alojamiento web.

Un servidor dedicado no está diseñado para personas que tienen una página web sencilla o con pocas páginas tipo web corporativa, nos serviría en este caso cualquier otro tipo de alojamiento más sencillo. Nos tendremos que plantear contratar un servidor dedicado cuando tengamos una web grande y compleja en la que se usen varias bases de datos y tenga la posibilidad de hacer login a usuarios, de comprar a través de eCommerce… sobre todo en el caso de cumplir estas características y además tener muchas visitas al día.

Cómo elegir un servidor dedicado

Si te encuentras en la situación de tener que contratar un servidor dedicado, es importante que cumplan con todos los requisitos que hemos hablado anteriormente. Pero además, es fundamental que antes de comprar realices algunas comprobaciones:

Lo primero que hay que hacer es comprobar qué tipo de soporte técnico tiene la empresa. Para ello, es cierto que puedes buscar opiniones en internet, pero será mejor si lo compruebas por ti mismo. En vez de contratar directamente el producto, pide presupuesto para lo que necesitas, de esta manera vemos el tiempo de respuesta y qué tipo de información nos proporcionan. Las mejores son las empresas que te preguntan sobre las especificaciones de la web que quieres incorporar, ya que se preocupan en dar el mejor soporte al cliente.

Hay que huir de las empresas que no nos contesten por email en pocas horas o que llamemos por teléfono y no nos respondan.

Pregunta de dónde provendrá la IP que te asignen. Lo mejor es que provenga de España, para no tener problemas respecto al SEO. Aunque te confirmen que lo será, no está de más que una vez te la hayan adjudicado compruebes de dónde es, ya que en ocasiones no cumplen con lo hablado.

Por último, antes de contratar pregunta sobre si con sus servicios podéis instalar algún tipo de software para la mejora de rendimiento, o si podéis ejecutar cualquier comando, es posible que en un inicio no lo necesites, pero nunca sabes que puede pasar en el futuro, y el coste que tiene un servidor dedicado y lo complicado que es encontrar una empresa que ofrezca todo lo que necesitas, merece la pena tener en cuenta lo que puede pasar en un tiempo y no tener que volver a buscar un servidor dedicado que cumpla con las expectativas.